Plantas Medicinales

De las plantas medicinales se usa sus extractos en diversas formas de preparación, para aliviar un malestar o mejorar el estado de salud.

Durante mucho tiempo los remedios naturales, sobre todo las plantas medicinales, fueron el principal e incluso el único recurso que disponían los médicos para tratar dolencias y malestares, debido esto se ha profundizado las investigaciones y el conocimiento de las especies vegetales que poseen propiedades medicinales y el empleo de los productos que se extraen de ellas.

Las plantas medicinales tienen virtudes curativas que estimulan las defensas del organismo, actúan de forma profunda, sin agredir el organismo, obteniendo un resultado eficaz, duradero y sin riesgo de provocar efectos secundarios.

Preparación de las plantas medicinales:

Para obtener los efectos de las plantas medicinales se aplican métodos y técnicas que permitan extraer los principios activos que poseen propiedades curativas, estas deben ser recolectados y conversados de manera adecuada ya que las células vegetales de las plantas, desde el mismo momento de la recolección, sufren un cierto número de transformaciones biológicas y una incorrecta recolección y desecación puede llegar a perder la calidad de la planta y sus propiedades.

A continuación una descripción de algunas de las técnicas que se utilizan:

Infusiones:

Es una bebida obtenida de las partes blandas y secas de hojas, flores o frutos de diversas hierbas aromáticas, a las cuales se les vierte agua caliente y se las deja reposar, en un recipiente tapado, durante 5 minutos.

Decocciones:

Para extraer los principios activos de las partes más duras, raíces, semillas y tallos, se debe aplicar la decocción, que consiste en hervir la planta en agua a fuego lento durante 3-15 minutos. Cuando hierve el líquido, se retira del fuego, se deja reposar y se cuela.

Maceraciones:

Es un método de extracción de los principios activos de una planta en un líquido. Consiste en dejar reposar una hierba en agua fría u otro solvente durante un periodo de tiempo, que puede oscilar entre unas 6 horas y varias semanas o meses.

Emplastos:

Un emplasto es una preparación medicinal consistente en aplicar una o varias hierbas sobre la parte externa del cuerpo. Se utilizan fundamentalmente para aliviar el dolor o limpiar heridas.

Cataplasmas:

Una cataplasma es una aplicación es un emplasto que se aplica en forma de papilla, que se elabora con la harina de las semillas de plantas que normalmente tienen unas propiedades emolientes y demulcentes ricas en mucílagos o en almidones.

Referencias:

Botanical-Online. (2022). El mundo de las plantas. Obtenido de https://www.botanical-online.com/

Boxler, M. (2021). Infusiones de plantas aromáticas y medicinales. INTA.

Gallegos, M. (2016). Las plantas medicinales: principal alternativa para el cuidado de la salud, en la población rural de Babahoyo, Ecuador. An Fac med, 327-332.

Rodríguez, J. R. (2011). FITOTERAPIA Y SUS APLICACIONES. Revista Española de Podología, 258-267.

¡Comparte!

Artículos Relacionados

Entradas recientes