¿Qué es?

El Reiki, también conocida como una terapia de “medicina de energía” se caracteriza por la imposición de manos en el ser humano con el objetivo de mejorar y restablecer el flujo y equilibrio de la energía física, mental y espiritual del paciente.

El Reiki es un método curativo de origen japonés que se realiza con las manos y que tiene como objetivo canalizar la energía vital para armonizar la mente, cuerpo y espíritu con el fin mejorar la salud y el equilibrio.
Esta terapia se originó a partir de los monjes budistas en occidente. “Rei” significa “espíritu universal” y “ki” significa “energía vital”. Por lo tanto, Reiki significa; “Energía Vital Universal»

Es muy importante tener en cuenta que una enfermedad no es simplemente un problema físico, sino más bien, es un problema de toda la persona que comprende no solamente el cuerpo físico y mental, sino el cuerpo etérico (las energías).  Hay que considerar al ser humano en su totalidad, incluso en su relación con el mundo exterior y no centrarse exclusivamente en su enfermedad.

Muchas veces las enfermedades se producen como consecuencia de los desequilibrios o alteraciones de la energía en el cuerpo, esta es una alternativa terapia complementaria que está creciendo rápidamente, siendo utilizado en muchos hospitales en Estados Unidos y Europa para ayudar a aliviar el dolor y aumentar las tasas de recuperación.

La práctica de reiki es efectiva para reducir la ansiedad y la intensidad del dolor en diversas situaciones, así como disminución de la presión arterial de los sujetos analizados y aumento de las células inmunes.

Mediante la aplicación de las manos sobre o cerca del cuerpo, el practicante de Reiki intenta transmitir o entregar energía. Durante una sesión de reiki, la enfermera-terapeuta representa un canal y conducirá la fuerza, la energía y la luz que existe en reiki, puede utilizar 12-15 diferentes posiciones de las manos y las mantiene en el lugar durante 2-5 minutos. Algunas personas utilizan los términos “Toque de sanación” y “terapia Reiki” indistintamente.

Beneficios del REIKI

Con el Reiki se puede tratar diferentes enfermedades crónicas y agudas cómo: asma bronquial, rinitis, sinusitis, fatiga, artritis, ciática, insomnio, depresión, ya que promueve el bienestar espiritual, mental y emocional. Los tratamientos de Reiki ejercen efecto sobre la mente, el cuerpo y las emociones del paciente. La energía Reiki tiene su propia inteligencia y se mueve a través del receptor equilibrando sus chakras y elevando su frecuencia vibratoria.

Referencias:

Centro de Investigación terapéutica, editores de Natural Medicines. (2021). Terapia Reiki. Obtenido de https://www.komen.org/breast-cancer/survivorship/complementary-therapies/terapia-reiki/

Freitag, V. L., Andrade, A., & Badke, M. R. (2015). The Reiki as therapeutic form in health care: a narrative literature review. Enfermería Global, 335-345.

Vanesa, T. C., & Elias, C. C. (2014). Fitoterapia. Revista de Actualización Clínica Investiga, 2184-2189.

¡Comparte!

Artículos Relacionados

Entradas recientes